C/María Zayas, 2. Local 17 28500 Arganda del Rey, ver mapa
  1. Inicio
  2. Infórmate
  3. Prevención bucodental
  4. Cómo evitar la sensibilidad dental

Cómo evitar la sensibilidad dental

La sensibilidad dental es un problema común que afecta a muchas personas en todo el mundo. De hecho, en lo que respecta a nuestro país, podríamos decir que es una de las afecciones dentales más comunes en España:

Cómo evitar la sensibilidad dental
Sensibilidad dental

“La sensibilidad bucodental afecta a un 29 por ciento de la población española”

'Salud Bucodental 2023'. Sanitas

Y no es para menos: puede causar molestias e incluso dolor al consumir alimentos y bebidas frías, calientes, dulces o ácidos. Afortunadamente, existen diversas maneras de prevenir y manejar la sensibilidad dental para mantener una salud bucal óptima y disfrutar de una vida sin dolor.

Ése es precisamente el objetivo de este artículo: abordar no sólo las causas de la sensibilidad dental, sino también ofrecerte consejos prácticos y efectivos para evitarla.

Pero lo primero de todo:

¿Qué es la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental, también conocida como hipersensibilidad dentinaria, es una condición en la que los dientes experimentan una respuesta dolorosa a ciertos estímulos. Especialmente, frío y calor

Esto ocurre cuando la dentina, la capa subyacente del diente que se encuentra debajo del esmalte y el cemento, queda expuesta. La dentina contiene tubulos microscópicos que, cuando quedan sin protección, permiten que los estímulos (como temperatura y alimentos) alcancen los nervios del diente, causando dolor.

Causas comunes de la sensibilidad dental

Para evitar la sensibilidad dental, es crucial entender sus causas. Algunas de las más comunes son:

  1. Desgaste del esmalte: el esmalte dental es la capa protectora más externa del diente. Con el tiempo, el esmalte puede desgastarse debido a un cepillado agresivo, al uso de pastas dentales abrasivas o al consumo frecuente de alimentos y bebidas ácidas.
  2. Retracción de las encías: la contracción de las encías expone la raíz del diente, que no está cubierta por el esmalte y es más susceptible a los estímulos externos.
  3. Cómo el bruxismo contribuye a la sensibilidad dental: el rechinar o apretar los dientes puede desgastar el esmalte y causar sensibilidad dental.
  4. Caries y enfermedades periodontales: las caries y las enfermedades de las encías pueden exponer la dentina, provocando sensibilidad.

Cómo prevenir la sensibilidad dental y consejos para proteger tus dientes sensibles

Prevenir la sensibilidad dental requiere de una combinación de buenos hábitos de higiene bucal, ajustes en la dieta y el cuidado general de los dientes y encías. Todos ellos consejos que te damos a continuación en esta guía detallada para ayudarte a evitar la sensibilidad dental:

Cómo el cuidado bucal puede reducir la sensibilidad dental

La higiene bucal adecuada es fundamental para prevenir la sensibilidad dental y, tal y como hemos visto en otras muchas ocasiones, otros problemas dentales.

Cepíllate los dientes tras cada comida y antes de acostarte (un mínimo de 2 veces al día. Sin excusas). Usa un cepillo de cerdas suaves y realiza movimientos circulares igualmente suaves sobre las piezas dentales, las encías y la lengua. Ojo, repetimos lo de suaves: evita dañar el esmalte y las encías con movimientos bruscos.

Además, usa hilo dental al menos una vez al día para eliminar la placa y los restos de comida entre los dientes, y enjuaga tu boca con un enjuague bucal sin alcohol formulado para dientes sensibles.

Utiliza productos específicos para dientes sensibles

Existen numerosos productos en el mercado diseñados específicamente para personas con dientes sensibles. Hay varios, pero si tenemos que destacar 2 son los siguientes:

  • Utiliza pastas de dientes que contengan nitrato de potasio o fluoruro de estaño, ya que estos ingredientes pueden aliviar la sensibilidad dental. Usa esta pasta de dientes de forma continua para obtener los mejores resultados.
  • Además, como comentábamos en el punto anterior, los cepillos de dientes de cerdas suaves son menos abrasivos y reducen el riesgo de desgaste del esmalte y daño a las encías. Cambia tu cepillo de dientes cada tres meses o cuando las cerdas estén desgastadas.

Evita hábitos que dañen los dientes

Algunos hábitos pueden dañar el esmalte dental y contribuir a la sensibilidad. Si rechinas o aprietas los dientes, considera usar una férula de descarga nocturna para proteger tus piezas dentales mientras duermes. Practica técnicas de relajación y manejo del estrés para reducir el bruxismo.

Además, evita las pastas de dientes abrasivas y los cepillos de cerdas duras que pueden desgastar el esmalte.

De hecho, antes de usar productos de blanqueamiento dental caseros o remedios en este sentido que hayas leído por internet, coméntaselo a tu dentista de confianza, ya que pueden aumentar la sensibilidad.

Cómo la dieta afecta a la sensibilidad dental

Lo que comes juega un papel crucial en la salud de tus dientes. Veamos los noes y síes a este respecto:

  • Limita el consumo de alimentos y bebidas ácidas como cítricos, jugos, refrescos y vino, ya que pueden erosionar el esmalte dental.
  • Reduce la ingesta de azúcares y carbohidratos refinados que pueden promover la formación de caries.
  • Por el contrario, y para tu beneficio, incluye en tu dieta productos lácteos como el queso, la leche y el yogur, que son ricos en calcio y fosfato, y ayudan a fortalecer los dientes.
  • Las frutas y verduras crujientes, como las manzanas y las zanahorias, son agentes limpiadores de tus dientes y de gran utilidad para aumentar la producción de saliva.
  • Por otra parte, beber mucha agua durante el día ayuda a mantener la boca hidratada y a eliminar las partículas de comida.

Y ojo: cuidado con la temperatura de alimentos y bebidas

Los cambios bruscos de temperatura pueden agravar la sensibilidad dental. Opta por alimentos y bebidas a temperatura ambiente siempre que sea posible. Usa pajitas para beber líquidos fríos y evitar el contacto directo con los dientes

La prevención es tu mejor aliada: realiza visitas regulares al dentista

Los chequeos periódicos en el dentista son esenciales para mantener una buena salud bucal y prevenir la sensibilidad dental.

Programa visitas al dentista al menos dos veces al año para chequeos y limpiezas profesionales. Tu dentista puede detectar y tratar problemas como caries, enfermedades de las encías y desgaste del esmalte antes de que se conviertan en afecciones mayores.

En Acuadental estaremos más que encantados de darte la bienvenida y, en caso necesario, recomendarte tratamientos de fluoruro para fortalecer el esmalte dental y selladores dentales para proteger los dientes de la caries y reducir la sensibilidad.

¿Cómo manejar el dolor producido por la sensibilidad dental?

Si ya experimentas sensibilidad dental, hay varias formas de manejar el dolor mientras trabajas en la prevención a largo plazo. Los analgésicos de venta libre, como el ibuprofeno, pueden ayudar a aliviar el dolor temporalmente.

Con todo, habla con tu dentista antes de usar analgésicos regularmente para asegurarte de que sean apropiados para ti y tu caso concreto

Usa geles y cremas dentales diseñados para aliviar la sensibilidad dental, aplicándolos directamente en los dientes afectados. Sigue las instrucciones del producto y consulta a tu dentista para obtener recomendaciones específicas.

La sensibilidad dental puede ser una condición molesta y dolorosa, pero con las medidas adecuadas, conseguirás prevenirla y manejarla de manera efectiva.

Sin embargo, recuerda que cada persona es diferente, y lo que funciona para uno puede no ser la solución perfecta para otro. Por eso, es importante consultar a tu dentista para recibir recomendaciones personalizadas y asegurarte de que estás tomando las mejores medidas para tu salud bucal.

Con compromiso y cuidado, podrás disfrutar de una sonrisa saludable y sin dolor durante toda tu vida.

 

Consejos para tratar la sensibilidad dental

No dudes en contactar con nosotros. Te atenderemos con total confidencialidad, sin compromiso alguno.

Llamar ahora

 
Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar | Información sobre las cookies